• Edito Estudiantil

Atenta de tu silueta a carboncillo

Por: Katherine Rodríguez.

Ilustración: Daniel Valverde.


Atenta de tu silueta a carboncillo,

la desnudez total de tus relieves me ha

fragmentado el alma.

Sufro el impacto.

Sensación y vista hundidas en giros

gasificados de serenidad y calidez.

Ahora te llevaré dentro para volver a

unificarme.

Venís.

Reviento mis divagaciones.

El más grande enigma humano ha

comenzado, al punto.

La complicidad de recelo ante el

el misterio está presente en el pacto,

aun si no somos conscientes,

aun cuando solo tu mitad es parte de

quienes seguimos a Safo.

En balsa flotamos ondulaciones en

marea calma.

Bosque alto del secreto que las mentes

de los hombres claman.

Con este pensamiento invadió una

pregunta extraña, tal vez es parte de

nuestro misterio.

Por qué a las que amamos a otras ese

mal míticamente no nos alcanza.

Ese, el que antes infectaba soledad

vestida en muerte.

Condenando primero a quienes pasión

entre varones el peso inyectaba.

Sofocando lo marchito en agonía

también a las suyas, y después a otras.

El mal que al llegar lava todo lo interno

inicialmente con miedo, después con

lo que el incierto calla y

al final, absorbe el cuerpo todo cuando

en seco, baja la guardia a las entrañas.

Acabados de sudor sidoso en fiebre,

lamento helado en mantra.

Extraña yo pensar en eso mientras

cargo con tus relieves bellos del color

de las mañanas.

Reventás mis divagaciones.

Vacío del abismo elevado en el que en

nada pienso y solo siento.

Vos mujer de carnes tiernas y olor

bonito, escondamos juntas este trance.

Bosque alto del secreto que las mentes

de los hombres claman.




28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2018 by Editorial Estudiantil UCR.