• Edito Estudiantil

Disputa entre la Procuraduría y el Tribunal durante sesión cancelada del CSE

Actualizado: 21 de feb de 2019


Por: Arianna Villalobos


Lo que estaba predispuesto para ser la tercera sesión extraordinaria del Consejo Superior Estudiantil el pasado viernes 15 de febrero terminó siendo un campo de batalla entre el Tribunal Electoral Estudiantil Universitario (TEEU) y la Procuraduría Estudiantil Universitaria (PEU) aun luego de que se tuviera que cancelar dicho espacio por falta de quórum.


El problema

El procurador general, Dominique André Vargas, expuso en un bloque informativo el descontento de la Procuraduría con respecto al Tribunal, el cual se origina a partir de lo establecido en el Estatuto Orgánico de la FEUCR con respecto al cuerpo administrativo de la PEU.


Este indica que la Procuraduría debe estar conformada por cinco miembros, uno de los cuales debe ser electo por el Consejo Estudiantil de Sedes y Recintos Regionales (CESRR) y luego ratificado por el mismo Consejo Superior Estudiantil, como lo indica el artículo 206 de este mismo Estatuto—y esto todavía no había sido realizado para la fecha de dicha sesión este 15 de febrero del 2019.  


Los antecedentes

El intercambio de dichos órganos se ha venido desarrollando desde diciembre del año anterior. Por medio de una consulta realizada por el mismo Dominique al TEEU, este comenta que, desde febrero del 2018, el CESRR no ha vuelto a realizar ninguna sesión debido a la paralización presupuestaria impuesta por la Contraloría Estudiantil. Esto le causó evidentes preocupaciones a la Procuraduría hacia finales del año anterior, en el mes de noviembre, ya que no se habían realizado los debidos procesos para nombrar al quinto miembro que conformaría la pieza faltante para complementar los integrantes de este siguiente periodo como determina el estatuto.


Por ello, Vargas le propone al Tribunal que se reelija a la procuradora Nicole Rodríguez Ledezma para que continúe con su cargo por un año más y así evitar que la Procuraduría pierda su estructura oficial—esto implicando que no se realizaría, entonces, un debido proceso por parte del CESRR y se tomaría en cuenta sólo la resolución del TEEU. (Es importante mencionar que en el año 2017 había ocurrido una situación similar que llevó al Tribunal a realizar modificaciones al procedimiento de elección para cumplir con los cinco puestos requeridos.)

RES. TEEU-001-2017


Las consultas y el recurso de revocatoria

A raíz de esta consulta y petición por parte de la Procuraduría, el Tribunal emitió una respuesta que no logró apaciguar el descontento del mismo órgano, informándole lo siguiente en el Considerando de su respuesta:

(…) en el artículo 204 del mismo Estatuto indica que los miembros de la PEU “ejercerán sus cargos por el período de un año, comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre.” Aduciendo, en el artículo 206 estipula que la persona de Sedes y Recintos deber ser primero electa por el CERSS y posteriormente ratificada por el Consejo Superior Estudiantil. No define la posibilidad de omitir algún paso del procedimiento de elección, por lo que, si este Tribunal definiese algún método para nombrar a la procuradora, actuaría contrario a la voluntad del XXV Congreso Estudiantil Universitario, y el artículo 7 del EOFEUCR; viciando gravemente el procedimiento de elección del cargo.

La Procuraduría no encuentra sosiego en dicha información, por lo que el procurador general presenta un recurso de revocatoria ante el Tribunal el día 29 de enero del presente año, en el cual solicita que se reconsidere la decisión bajo parámetros como: la indebida ponderación de intereses que el mismo Tribunal está presentando, la indebida fundamentación de los actos y resoluciones e incluso la problemática que involucra violentar el principio de paridad de género.


Sin embargo, el Tribunal mantiene su decisión inmutable y rechaza dicho recurso de revocatoria bajo el parámetro legal que establece el Estatuto en su artículo 209:

Los órganos internos universitarios no están legitimados para interponer recursos en contra de las decisiones tomadas por otros órganos universitarios.

Por tanto, alegando que la Procuraduría no estaba legitimada para interponer dicho recurso de revocatoria en primer lugar, el Tribunal fija un ‘no’ definitivo y finaliza el proceso.

Se deja en claro que si Vargas hubiese realizado la consulta y demás como estudiante y no como representante de un órgano interno universitario el Tribunal hubiese considerado su petición—sin embargo, de nuevo, la Procuraduría no encuentra conformidad alguna con dicha resolución e insiste que no se dé por alto el problema.


Por ello, con respecto a la indebida ponderación de intereses, Vargas alega que el Tribunal estaría tomando una decisión sin tener en cuenta la situación jurídica detrás del problema, ya que no se está valorando la situación en su totalidad, sino que se está enfocando la resolución sólo en el artículo 206 del Estatuto. El no cumplir con esto implicaría una falta en el proceso, por lo que anularía cualquier tipo de decisión en dicho caso y no tendría sentido jurídico que el Tribunal sancionase de distinta manera.


Sin embargo, el siguiente problema que nace a raíz de esto es que la Procuraduría se encuentra ante una situación donde pone en tela de duda la indebida fundamentación de los actos y resoluciones, alegando que la debida fundamentación no es un tema de una simple enunciación de normas jurídicas o criterios jurisprudenciales (refiriéndose a la mención por parte del Tribunal de los distintos artículos contenidos dentro del Estatuto en el cual se explica la incapacidad del mismo para reelegir a la exprocuradora) o administrativos, sino que la fundamentación debería demostrar cómo dichas normas se aplican al caso concreto que se está tratando y cómo resultan procedentes para su resolución.


Para la Procuraduría, el Tribunal no logró resolver la necesidad de que se completara el cuerpo administrativo de la misma, sino que enumeró solamente aquellos artículos que le impedían tomar las medidas adecuadas.


Aquí es donde se debate si realmente la cuestión jurídica permite un actuar especial en este caso, o si la norma es imposible de omitir y el Tribunal no puede realizar nada más de lo que establecen los artículos 204 y 206 con respecto al presente conflicto. El mismo procurador se refirió a lo mismo durante la sesión de este pasado viernes 15 de febrero diciendo lo siguiente:

“Lamentablemente, el Tribunal rechaza la consulta realizada por nosotros y dice que no lo puede hacer porque eso sería modificar, a criterio de ellos, el procedimiento que está establecido en el Estatuto. Sin embargo, se dejó de lado, más bien, que en el 2017 ellos mismos utilizaron esa misma modificación y se hizo el procedimiento de una forma distinta hacia la conformación de la Procuraduría.”

Por último, y fue este el tema que generó la mayor cantidad de conflicto, el procurador general Vargas menciona dentro del mismo recurso de revocatoria—y en su discurso ante el Consejo—que de ser negada la petición nuevamente se estaría violentando el principio de paridad de género. Esto ocurre debido a que, según lo que da a entender la Procuraduría, el no reelegir a la exprocuradora Nicole Rodríguez Ledezma sería actuar en contra de este principio, ya que habría solamente una mujer y tres hombres en la Procuraduría.


A partir de aquí se generan una serie de polémicas con respecto a dicho tema.


El primero de ellos resulta en que, sea como sea, nunca podría llegarse a una verdadera paridad de género, como tanto se anhela. Al sólo existir cinco puestos para la Procuraduría, no existe una manera de llegar a un número par entre hombres y mujeres, por lo que dicho principio se vería afectado independientemente de la decisión que tomase el Tribunal.


El segundo cuestionamiento lo emite Vargas en el bloque informativo de la sesión del pasado 15 de febrero, diciendo lo siguiente:

“‘La Federación de Estudiantes será feminista o no será. Confío en que en este periodo que se avecina será una verdadera oportunidad para reivindicarnos como una Federación unida, comprometida con el estudiantado (…), pero sobre todo como una Federación feminista. Por último, sólo queda decir, se va a caer’. Este fue el discurso de la presidenta del Tribunal Electoral Estudiantil en el traspaso de poderes… Qué lamentable, que públicamente asumimos una posición, pero en privado tergiversamos normas.”

De aquí surge toda una serie de controversias a partir de la ideología feminista que se alega y da paso a un altercado a raíz de los cuestionamientos ideológicos entre dichos órganos. Es pertinente resaltar que, con el fin de ratificar sus posiciones en el asunto, las distintas voces del conflicto han tenido que emitir su opinión públicamente durante los últimos días.


Comunicado del Procurador General:

Publicación de la Presidenta del TEEU:

Comunicado del TEEU




¿Consideraciones jurídicas o ideológicas?

Es importante notar que una situación jurídica se transformó en un ataque ideológico que llevó a muchos a preguntarse quién tenía la razón. ¿El Tribunal o la Procuraduría? ¿Realmente existe un conflicto personal, o será que los parámetros normativos juegan un papel completamente restrictivo como se indica por medio del Estatuto?


Todas estas preguntas llevan a cuestionar si en verdad es necesario tomar el asunto y elevarlo a un nivel no sólo personal, sino también ideológico, ya que lo que parece requerir atención inmediata es una resolución ante la falta de un miembro en la Procuraduría con base a lo que el Estatuto y los demás reglamentos internos establezcan—discursos, opiniones y demás aparte.


Y entonces, ¿qué va a pasar ahora?

La situación va mucho más allá que el nombramiento de la exprocuradora—va mucho más allá que alegatos contra las ideologías entre los distintos órganos.


Lo que se debe valorar es todo aquello que el Consejo Superior Estudiantil quedó debiendo con la cancelación de dicha sesión. No sólo se tenía que resolver la falta de dicho puesto en la Procuraduría—y a lo mejor pudo existir un ambiente más amigable y menos hostil entre ambas partes para discutir la posibilidad de una modificación al Estatuto con el fin de manejar el problema—sino que era preciso revisar los siguientes puntos de agenda:

  • Elección de la Vocalía, Cuerpo Coordinador del C.S.E

  • Elección de Editorial Estudiantil

  • Elección del Frente Ecologista Universitario

  • Planos constructivos para el edificio del Movimiento Estudiantil de la Sede Guanacaste

  • Solidaridad Internacional con la caravana migrante

  • Solidaridad con los obreros piñeros, despedidos por el hecho de estar sindicalizados, de la empresa Empaques Bellavista

  • Oposición, comisión legislativa para “examinar” los usos que hacen las universidades públicas del FEES.

  • Posicionamiento del Consejo Superior Estudiantil en defensa del derecho a huelga y contra el proyecto número 21049 “Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos”

Ninguno de estos temas se discutió, por lo que sólo queda esperar otro mes para que se establezca la siguiente sesión y poder revisar ya no sólo los puntos mencionados anteriormente, sino también aquellos que se le presenten al Consejo durante este mes.

Esto llevaría a dos meses de consultas y problemas acumulados que precisan  una respuesta lo más antes posible.


Dos meses de incertidumbre hasta que el Consejo retome su siguiente sesión.


Semana Universitaria 2019

Si bien la disputa entre el Tribunal y la Procuraduría tomó la mayor relevancia durante el bloque informativo, el partido Progre anunció que este año la Semana Universitaria estaría construida con base a la temática de género, pro-luchas feministas y con un enfoque hacia la integración político-discursiva. El plan es abarcar las 3 fincas universitarias y facilitar e incentivar la movilización del estudiantado en estas donde se estarían realizando las actividades.


De igual manera, se dejó claro que para esta Semana U se quieren involucrar a bandas universitarias, bandas que puedan demostrar que no se necesita pagar millones para una buena tarde de música en el Pretil.

Se discutió también el presupuesto de la misma semana, el cual se desglosa de la siguiente manera:

Ahora sólo queda ver si el resultado logra cumplir con las expectativas del estudiantado.

110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2018 by Editorial Estudiantil UCR.